Fotos: Luciana Gatica

Conociendo a Neighborhood Tattoo Studio

El estudio de tattoo de Ari Gallegos y Nico Gatica no es uno más del montón en Comodoro Rivadavia. Ir al local es como estar en un lugar que nos resulta conocido, en donde dos amigos tuvieron la visión de poder expresar su arte y lograr vivir de lo que les gusta y saben hacer. Ese clima de amistad y buena onda se refleja en todo el estudio, y en cada tatuaje que los chicos realizan, con Laura Mulet detrás apoyándolos en toda esta aventura que es tener un local en pleno crecimiento con menos de 30 años.

En esta entrevista conocemos un poco más acerca de cómo llegaron a crear “Neighborhood Tattoo Studio”, qué fue lo que les atrapó del mundo del tatuaje, qué cambió en la sociedad que acepta más los tattoos, entre otras cosas.

¿Cómo se inició cada uno en el mundo del tatuaje? ¿Qué fue lo que los atrapó?

Nico: Para mí fue la música. Ver tatuajes en los músicos que me gustaban. Los músicos de las bandas de los 2000s, los noventas, lo que escuchamos todos nosotros…

Ari: A mí me inspiró Nico (risas).

Ari: Con Nico nos caíamos re mal cuando nos conocimos. Pero después nos empezamos a juntar cuando Nico ya tatuaba, ya tenía acceso a más material. Tatuaba con Mario (en Manotas Studio), después lo conocí yo a Mario y empecé a laburar con los chicos ahí. Arrancamos como aprendices en Manotas, como a finales del 2012. Y de ahí nada, nos casamos con Nico y no nos separamos nunca.

¿Cómo llegaron a abrir lo que es Neighborhood juntos?

Ari: El local salió en movidas pandemia. Yo trabajaba en otro local y el espacio ya era re reducido y nos turnábamos para ir a trabajar, entonces ya era medio incómodo para todos. Entonces le propuse a Nico si quería venir a trabajar conmigo acá porque él estaba tatuando en su estudio privado en su casa. Y nada, trabajamos hace bocha de tiempo juntos, por eso le propuse a él meterse con esto, que ya nos conocemos. El local salió porque vivimos acá cerca en el barrio. Pasaba todos los días por fuera del local y veía que estaba en alquiler y lo medité un tiempo, hasta que me animé, pregunté y cerramos el trato. Más o menos en noviembre habremos arrancado a laburar ya.

Vos Laura, ¿cómo te sumaste?

Laura: Hace dos meses. Vine un día a conocer. Yo soy amiga de los chicos hace un montón, desde que éramos chicos, cuando empezaban a tatuar. Y le escribí a Nico que me jodía que vaya a conocer el local y vine y planteé algunas cuestiones laborales (risas), sobre mi trabajo y un montón de cosas. Hablando fue como “bueno, vení a darnos una mano, estaría bien”. Fue algo más de compañerismo que “serio”. Yo vine acá a desearles lo mejor a los pibes y terminé yéndome con trabajo (risas).

¿Cómo se les ocurrió la propuesta de la “maquinita” de tatuajes? ¿Es algo que creen que llama la atención?

Ari: Está bueno para jugar un poco. Nuestro público en su mayoría consume lo que nosotros hacemos, nuestras pinturas…y la idea de la maquinita es una opción para que te puedas llevar un lindo tattoo, una pieza nuestra a un precio más económico. También dejarlo un poco más al azar….no hay tatuajes feos, no sale nada feo. No hay nada que no nos tatuaríamos nosotros. Entonces nada, nuestra propuesta es esa, para que todxs puedan coleccionar tattoos que no tengan un costo tan elevado.

¿Opinan que el prejuicio hacia la gente tatuada cambió en los últimos años? ¿Por qué creen que hay tanto estigma al respecto?

Ari: Qué sé yo, son otros tiempos igual. La gente antes también consumía tatuajes pero por ahí estaba menos visto. El que tenía tatuajes era porque había estado preso o era re rockero. Era como la “rebeldía” hacerse un tatuaje.

Nico: Eso era lo interesante en realidad.

Ari: Hoy socialmente lo ves más abierto por el tema de que lo ves en la tele, los jugadores de fútbol…hoy en todos lados, todo el mundo tiene tatuajes. Ya no hay tanto prejuicio ni nada.

¿Qué significa el tatuaje para ustedes? ¿Dirían que es un estilo de vida o sólo es una “moda” para la gente?

Ari: Para mí el tatuaje además de ser mi trabajo es como mi hobby. Yo no vengo a trabajar, disfruto de lo que hago, de cada tatuaje. Gracias a esto también vivo. No lo vivo como un trabajo, es un oficio re lindo lo que hacemos, tener la posibilidad de hacerlo.

Nico: Hacemos dibujitos (risas).

Laura: Es como un privilegio, ¿no?. Hacer lo que te gusta, además de que sea un hobby.

Ari: Es lindo. Aparte lo que tiene es que conocés gente, aprendés de ellos, está bueno.

Conocé MÁS del trabajo de Neighborhood Tattoo Studio en Instagram:

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

error: El contenido está protegido.