Conmoción por la muerte de Lucas González: Otra víctima del “gatillo fácil”

El joven tenía 17 años. Salía de entrenar del club de Barracas Central, de donde formaba parte, cuando fue interceptado por un vehículo con miembros de la Policía de Ciudad de Buenos Aires vestidos de civiles, que dispararon a quemarropa contra él y su grupo de amigos.

Otro caso que conmueve al país y vuelve a poner el foco en la discusión del accionar de las fuerzas policiales y el uso irrestricto de armas: el caso de Lucas González, un chico de 17 años que formaba parte de la división juvenil de Barracas Central.

El miércoles por la mañana, Lucas salía de su entrenamiento con su grupo de amigos y mientras se trasladaban en un auto, fueron interceptados por otro vehículo sin identificación con miembros de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Según la versión de los policías implicados, creyeron que los jóvenes “iban a cometer un crimen”. La policía dijo que los jóvenes se negaron a ser identificados, embistieron con el vehículo a dos efectivos y tras una persecución a los tiros que se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel. Dos de las balas impactaron sobre la cabeza de González que iba en el asiento del acompañante. Sin embargo, estas versiones podrían ser puestas en duda durante el transcurso de la investigación.

Lamentablemente, el joven fue internado en el Hospital El Cruce en donde se le declaró muerte cerebral, y finalmente murió el día de ayer un poco antes de las 18 horas.

Por este hecho, se les inició un sumario administrativo a los tres miembros de la Policía de la Ciudad involucrados. Mediante esta medida, se los desafecto de la función operativa y se los pasó a disponibilidad. Se aguarda una determinación de la Justicia para poder continuar con el caso.

Al respecto, la mamá de Lucas aseguró que su hijo había sido baleado en un caso de “gatillo fácil, porque no pueden sacar un arma y dispararle a unos pibes. Tiraron a matármelo. Esa gente (por los policías) no está capacitada para andar con un arma”.

“La Policía me lo mató, yo no voy a descansar hasta que ellos paguen lo que le hicieron a mi hijo, porque nos arruinaron la vida. ¿Yo ahora como sigo? Yo no puedo ahora, tengo dos hijos y no tengo fuerzas para nada, yo no puedo entrar a mi casa y no encontrarlo”.

“Ustedes (los policías implicados) me destrozaron la vida, me lo mataron, me lo dejaron todo entubado, moreteado con dos balazos en la cabeza, así que lo único que quiero es Justicia y que mi hijo descanse en paz”, añadió.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

error: El contenido está protegido.